lunes, 13 de septiembre de 2010

¡SÍ a la 19!

Hace un tiempo publicamos este post contando en qué consistía la Proposition 19.
El 2 de noviembre california va a votar para decidir si el consumo y la venta de marihuana deja de ser una actividad criminal. Faltan 50 días para lo que puede llegar a ser un antes y un después en la historia del respeto por las libertades individuales. Empezá a vivir la previa acá, en Libres o Esclavos.

¿En qué consiste esta medida? (resumen de este artículo)

Legalización de actividades personales relacionadas con la marihuana

Las personas mayores de 21 años
  • Pueden poseer hasta 28 gramos de marihuana para consumo personal.
  • Pueden consumir la marihuana en un lugar no público como un domicilio o en un establecimiento público autorizado para el consumo de marihuana.
  • Pueden cultivar marihuana para consumo personal en un domicilio privado sobre un espacio de hasta 2,32 metros cuadrados.

Regulación del Gobierno Local sobre producción comercial y venta

  • El Gobierno Local podrá autorizar la venta al por menor de hasta 28 gramos de marihuana por transacción y regular el horario y ubicación del negocio.
  • El Gobierno Local podrá autorizar mayores cantidades de marihuana para la posesión personal y el cultivo, o bien para su cultivo comercial, transporte y venta.

Imposición y recaudación de tasas e impuestos

  • Permite el cobro de impuestos expresamente para permitir a los Gobiernos Locales recaudar ingresos o compensar cualquier coste asociado a la regulación de la marihuana.

Autorización de sanciones penales y civiles

  • Mantiene las leyes existentes contra la venta de drogas a menores de edad y la conducción bajo sus efectos.
  • Mantiene el derecho del empresario a tratar el consumo de marihuana en caso de afectar al rendimiento laboral de un empleado.
Nuestra opinión al respecto

Los derechos no se plebiscitan. Más de una vez remarcamos que los derechos de las personas a tomar decisiones sobre su propiedad, su vida y su cuerpo que no afecten a terceros son inalienables e incuestionables. No están ni deberían estar sujetos a la voluntad de las mayorías, por numerosas que éstas sean.
Es evidente entonces que el derecho de una persona a consumir una sustancia como la marihuana jamás debería estar supeditado al hecho de que la mitad más uno de sus vecinos lo considere una práctica "aceptable". La legalización de las drogas es un tema que la Justicia debería haber resuelto hace tiempo basándose simplemente en los derechos establecidos en la Constitución (tanto la de EEUU como la nuestra) y en línea con la libertad de la que debería gozar todo ser humano.
Es por esto que nuestra posición se opone claramente a la iniciativa de someter a un referéndum el respeto por los derechos de las personas. Aun así, resultaría extremista y sin sentido alguno defender la legalización de las drogas pero promover el voto negativo en un plebiscito al respecto. Es por eso que aun cuando creemos que estos temas no deberían someterse a votos mayoritarios, deseamos y promovemos que a partir del 2 de noviembre los ciudadanos de California puedan hacer uso de las libertades de las que hace largos años son privados. Es por eso que nuestro voto es...por el Sí a la 19!

1 comentario:

  1. Que lastima que los Hispanos seamos tan conservativos socialmente.

    ResponderEliminar